Biografía

Guadalajara, Jalisco. MÉXICO

Inicia su formación como Técnico en Pintura de 1991 a 1996 en la Universidad de Guadalajara. En 2000 asiste a clases de pintura y dibujo en la Facultad de Bellas Artes y Diseño de la Universidad de Alberta en Canadá. En 2012 obtuvo el Segundo Lugar en la Bienal Nacional de Pintura Atanasio Monroy, Autlán de Navarro, Jalisco.

Anteriormente, en el año 2010, su obra pictórica es seleccionada en el concurso Salón de Octubre, Exconvento del Carmen, Guadalajara, Jalisco. Por otro lado, en el 2009, su obra pictórica es seleccionada en la categoría de pintores en consolidación, Premio Nacional de Pintura Atanasio Monroy, Centro Cultural Casa Vallarta, Guadalajara, Jalisco.

Es importante recalcar el año 2007, que fue uno lleno de éxitos y logros como los siguientes: Obra seleccionada con Mención Honorífica (pintura); Concurso Salón de Octubre -Ex Convento del Carmen- Guadalajara, Jalisco; Obra seleccionada (pintura) en la Bienal Nacional Pedro Coronel Ex -Templo de San Agustín- Zacatecas, Zacatecas; Obra seleccionada (pintura) en la categoría de pintores en consolidación; Premio Nacional de Pintura Atanasio Monroy -Centro Cultural Casa Vallarta- Guadalajara, Jalisco; Obra seleccionada (pintura) en el Troisème Mexique Peinture Contemporaine -Instituto de Mexico en París- organizado por el grupo Reforma, París, Francia.

Statement

En el fuego de todas las preguntas pinto... cual fuego de mis cambiantes llamaradas. El arte para mí es una lengua que inventa los silencios; siempre al filo de la ausencia. Su aleatorio impulso nos lleva al corazón purgando su erótica locura. Cada pieza es una proeza urdida en sueños, cual armoniosas luchas irreales. Este espíritu errante en su mudez acoge las iras y los vértigos como un extraño tormento, y en el desmayo del crepúsculo vive la pasión al descubierto cuando el tiempo de la espera ha sucedido. Por el arte los mayores espejos de tu miedo afloran; con pavor mi carne ruge sus locuras y el corazón demanda desde su cárcel roja... así nace un susurro en cada obra como un silencio estridente, un fértil cuerpo inanimado.