Espacio libre de ornitorrincos - Pedro Friedeberg