El arte en la comunidad, herramienta para el cambio social.
Publicado el: 24/09/15
Comparte:

La cultura es una de las herramientas más poderosas para la transformación social. El arte juega un papel clave a la hora de construir un mundo más justo y solidario. Nos permite generar oportunidades de desarrollo para los grupos sociales más vulnerables. Es también una herramienta de protesta y cambio social, así como un reflejo de las múltiples realidades de los ciudadanos.

  

El arte nace de la necesidad de las personas de expresarnos, comunicarnos con el resto de la sociedad, acerarnos a otras realidades y reflejar nuestras inquietudes para poder cambiar el mundo de adentro hacia fuera. Al ser un lenguaje universal, también es un vehículo transmisor de experiencias, donde pueden reconocerse vivencias fácilmente, con ello el sujeto puede identificarse y desarrollarse superando una problemática común. 

A través de la artes como el teatro, la literatura, la danza, el vídeo, la pintura, el diseño o la música se pueden desarrollar metodologías de intervención social comunitaria. Estas prácticas enriquecen y redescubren al ser humano además de favorecer y estimular cambios individuales, que son esenciales para un verdadero cambio social. 

Los proyectos e iniciativas de este tipo nos permiten explorar, descubrir o redescubrir el entorno urbano a partir de actividades artísticas, acciones y experiencias urbanas diferentes con el fin de transformar nuestra ciudad.

Un claro ejemplo de lo que se puede lograr aplicando este tipo de proyectos, se ve reflejado en la ciudad de Medellín en Colombia. Siendo anteriormente uno de los lugares más violentos y corruptos del mundo, por medio del diseño y aplicación de un programa que promovía la cultura y la educación, se logró realizar un cambio positivo y radical.

Otro caso que es importante mencionar se encuentra en el barrio Palmitas en Pachuca, Hidalgo. Siendo una de las colonias con mayores índices de inseguridad a causa de conflictos y peleas entre pandillas, ahora todas esta problemática ha disminuido considerablemente después de la intervención del colectivo “Germen Crew”. Ellos llevaron a cabo la tarea de pintar y personalizar con colores vivos cada una de las casas de la colonia, con ayuda de los vecinos, creando un enorme mural que ha puesto a la colonia Palmitas en boca de todos.

                                             

 

Estos son solo algunos ejemplos que nos demuestran que si el arte se utiliza de manera inteligente, realmente se puede lograr un cambio positivo.