Leonora Carrington
Publicado el: 06/04/15
Comparte:

 

“¿El mundo que pinto?  No sé si lo invento, yo creo que más bien es ese mundo el que me inventó a mí.”  Leonora Carrington, 1917-2011

Esta excepcional pintora y escultora, una de las mujeres más influyentes en el arte del siglo XX, es  considerada  como una de las máximas representantes del surrealismo. Creó un hito dentro de este movimiento marcando un antes y un después.

Nació en  Inglaterra, su padre fue un industrial inglés y su madre, irlandesa, estimuló su imaginación con cuentos de hadas y otras historias. Leonora siempre estuvo opuesta a los convencionalismos de la época  y a su destino a ser dama y esposa de alta sociedad, ella prefirió dedicarse a estudiar arte en su ciudad natal.  En 1936 inició su trayectoria artística y un año después conoció al pintor alemán Max Ernst, quien sin imaginarlo, introdujo a Carrington al  movimiento surrealista. Con su talento y sabiduría que hereda de siglos atrás, Leonora Carrington incursionó en terrenos de la creatividad, recorridos hasta no hace mucho casi exclusivamente por los hombres, como la pintura, la escultura, la obra gráfica y la escritura, y también en aquellos más comúnmente relacionados con el quehacer femenino: la tapicería y la confección de muñecas.

 

Las pinturas de Leonora Carrington se inspiran en un mundo personal, íntimo y subjetivo, que surge de una fértil imaginación, influida fuertemente por los surrealistas y estimulada por lecturas fantásticas y esotéricas que fue aprehendiendo a lo largo de su vida. Ella estaba familiarizada desde pequeña con los mitos celtas, muy presentes en sus cuadros y obras de teatro, a los que sumó los mundos mágicos y fantásticos que descubrió en México, un país que tuvo una enorme influencia en su obra por la variedad de culturas indígenas y prehispánicas y donde obtuvo la oportunidad de participar en diferentes actividades realizadas por el gobierno, tal es el caso del mural en el Museo Nacional de Antropología.

Debido a su preocupación por recuperar las imágenes del poder femenino, Carrington se anticipó al interés de muchas mujeres hacia el movimiento feminista contemporáneo de fines de los sesenta y principios de los setenta. En este sentido, desempeñó un importante papel en la formación del movimiento feminista de la ciudad de México, que en 1972 concretó en el cartel Mujeres conciencia.

Recientemente la escritora mexicana Elena Poniatowska, que en 2011 escribió Leonora, una novela inspirada en su vida, consideró a Carrington una figura "tan grande" como la de la propia Frida Kahlo. "Creo que (Carrington) es cada vez más fuerte y que va a ser más fuerte a medida que pase el tiempo. Es, de veras, tan única como lo fue Frida Kahlo en su época, nada más que ella no quiso hacerse pública".  Leonora  decía sobre su trabajo: “¿El mundo que pinto? No sé si lo invento, yo creo que más bien es ese mundo el que me inventó a mí.”.


La pintora y escultora mexicana de origen inglés, Leonora Carrington, falleció en el Distrito Federal,  el 25 de mayo a las 22:00 horas, de una neumonía cuando estaba ingresada en el Hospital Inglés a los 94 años.