Sergio Garval
Publicado el: 01/09/14
Comparte:

 Ozymandías, Sergio Garval

Sergio Garval es un artista profesional, que vive de su trabajo. Es un extraordinario dibujante, escultor, grabador y pintor que domina la perspectiva aérea, la anatomía humana y el color entre muchos aspectos que se aprecian en su obra. Su propuesta está marcando un momento importante en la historia del arte en México y el mundo. Es un artista que tiene el nivel de excepcionales artistas contemporáneos a nivel internacional, como la inglesa Jenny Saville por ejemplo. Y para suerte de muchos su obra se exhibe constantemente en museos y galerías mexicanas ya que su presencia comienza a llegar a distintos rincones del mundo del arte.

 

Su obra nos sorprende por el excelente manejo de la técnica y sobretodo por su contenido, que aborda el tema de la condición humana, tal como en su tiempo lo hizo Goya con sus Caprichos en el siglo XVIII. Ahora, tres siglos después, la humanidad vista desde el ojo de este artista, no es muy distinta. La miseria humana es un tópico que Garval aborda sin timidez explorando las categorías estéticas de lo trágico-cómico del ser humano. Los resultados nos remiten a lo grotesco mostrando personajes anónimos humanizados, absurdos y decadentes.

 

Este artista completo no busca complacer al público, ni quedar bien con nadie más que con él mismo y su visión de la humanidad. De su proceso creativo dice: “Es absorber lo que te rodea, de donde surgen las ideas. Yo trabajo con series, pues es difícil que una pieza en sí misma tenga todas las inquietudes estéticas y conceptuales que quiero explorar. Me gusta hacer series que me permitan ver distintos ángulos de realización, a fin de generar un contexto más rico en lecturas”.

 

Sus personajes son presentados de manera teatral, en contextos inusuales pero que vinculan al espectador con el mensaje oculto, entre ironías que plantea el autor. Esa realidad que plasma entorno-personaje parece haber salido de un mundo que por lo irónico parece irreal, pero no es así. Garval retira las máscaras y muestra la crudeza de la pobreza de espíritu y valores del ser humano hoy por hoy, tal es el caso del consumismo irracional que  plantea en la serie “Exquisitos pepenadores”, donde el ser humano enajenado compra y desecha, compra en un ciclo infinito, envolviéndose asimismo en sus propios desperdicios. Los personajes parecen damnificados, mendigos y resquebrajados aunque irónicamente también parecen indolentes ante la realidad de miseria en la que se encuentran inmersos después del derroche, la inmensidad de lo superfluo y del vacío causado por el consumismo.

 

La obra de Garval se contrapone a la imagen mediatizada que existe del ser humano y cuestiona los modelos de vida actuales con un lenguaje que no rinde culto a la inmediatez sino a la búsqueda de la develación de una realidad de hoy y siempre: la miseria humana. Francisco de Goya lo hizo en el siglo XVIII y Sergio Garval lo hace en pleno siglo XXI desde su taller en Guadalajara, Jalisco, a solo unas cuantas horas de distancia de la ciudad de Colima.  

 

El vuelo del fénix, Sergio Garval        Sergio Garval        Burn, Sergio Garval